Jueves, 14 de Diciembre de 2017

 Desarrollo y Regeneración

    Factores de transcripción y la formación de heterocromatina                                                                                 en Drosophila melanogaster

 

 

 grupo.400px

 


 

 

Natalia Azpiazu

 Ccompogrupo

CListado

 

 

 

 

Resumen de Investigación:

 

 fig01.300px
Embrión temprano de Drosophila. a-b) Tinción con anti-HP1 (rojo) y topro3 (azul) para marcar los núcleos.c-d) Tinción con anti-PH3 (verde) y topro3 (azul). a, c) Embrión silvestre. Los núcleos se dividen sincrónicamente. b, d) Embrión mutante para eyegone. Hay una clara asincronía en las divisiones tempranas.

Los factores de transcripción son proteínas capaces de unir AND y regular la transcripción de genes subsidiarios. Históricamente han sido considerados como claves durante el desarrollo en Drosophila melanogaster ya que están situados en la parte alta de las cascadas de regulación génica. Su función es unirse al ADN en regiones promotoras y/o enhancers para facilitar o reprimir la transcripción de sus genes diana durante el desarrollo. Nosotros hemos centrado nuestros estudios en dos tipos de factores de transcripción: los de la familia Hox-TALE homothorax (hth)/extradenticle (exd) y los de la familia Pax eyegone (eyg)/twin of eyegone (toe). Se trata de genes con un alto grado de conservación en el Reino Animal y con múltiples funciones descritas tanto en Drosophila como en vertebrados. Hace unos años describimos por primera vez una función inesperada de hth uniéndose a secuencias satélites y facilitando su transcripción durante el desarrollo embrionario temprano en Drosophila. Esta transcripción es necesaria para el correcto ensamblaje de la heterocromatina constitutiva que forma los centrómeros y telómeros. En ausencia de hth las primeras divisiones sincitiales ocurren de manera aberrante. Hemos podido también demostrar que Eyg/Toe, factores que actúan siempre como represores transcripcionales, reprimen a su gen diana wingless (wg) durante el desarrollo del ojo formando una estructura heterocromática cerrada en el enhacer específico de ojo. En vertebrados ha sido descrito en los últimos meses que los genes de la familia Pax son capaces también de unirse a secuencias satélites para regular su transcripción. Estos descubrimientos abren un campo inesperado de actuación de factores de transcripción durante el desarrollo que vas mucho más allá de la simple regulación génica conocida hasta ahora y que nosotros estamos estudiando en detalle a nivel molecular y celular.